El jamón engorda, pero sólo tu salud

Pubicado el : 28/04/2016 18:35:56

 

 

Me paso el día pensando en jamón, averiguando sobre jamón, viendo jamón en la pantalla de mi ordenador y en el escaparate de la tienda física de Matarrevalva, hablando sobre jamón, enviando jamón a nuestros clientes..Hago todo eso menos comérmelo. Ni siquiera lo tengo a dos centímetros escasos de mi boca como cantaba aquel Jesús Vázquez casi treintañero...Y eso se hace muy duro, no sólo a la hora de comer, sino a cualquier hora, porque lo que le pasa al jamón ibérico es que es apetecible y comestible a todas horas: en el desayuno, con su aceite de oliva y su tomate natural; a media mañana, un par de lonchas para aguantar hasta el mediodía; antes de comer, como aperitivo, con su buena cerveza o su buena copa de vino; para merendar, con un poco de pan, con queso.. y para cenar, unas tiernas croquetas de jamón ibérico, o si está la noche más calurosa, con un poco de melón, por ejemplo. Vamos, que no me voy a parar a decir los múltiples usos que se le puede dar ni cuantas recetas se pueden hacer, pero sí puedo decir alto y claro que es bienvenido a cualquier hora.

Lo que sí puedo enumerar son sus múltiples beneficios! Sí, aún hay gente hoy en día que piensa que el jamón engorda y no es así. Sí puede engordar el pan con el que lo comas, sí puede engordar la cantidad de grasa que lleve el queso con el que lo acompañes, sí puede engordar la masa de la croqueta, pero lo que es el jamón ibérico en sí, no engorda. Aunque estoy mintiendo! Sí que engorda, engorda tu salud! Digo esto porque se ha demostrado que su consumo regular es tan beneficioso como el pescado azul o el aceite de oliva. No aumenta nuestros triglicéridos, los culpables del colesterol alto, ni la tensión arterial y cuida de nuestra salud cardiovascular. Y vamos a rizar más el rizo. El jamón ibérico de cebo aporta todo esto a nuestro organismo, pero si es ibérico de bellota, el beneficio es mayor, ya que el producto derivado del animal alimentado con hierba y bellota, contiene más polifenoles, culpables de ser poderosos antiinflamatorios y antioxidantes de nuestro nivel vascular. Así que ya sabéis, a consumir jamón se ha dicho! De cebo, de bellota! Con aceite, sin aceite, con tomate natural, sin tomate natural! Tú solo o en compañía! Pero el jamón, que no falte! Ni en tu mesa, ni en tu cuerpo! Aliméntate con salud!

 

 

 

Compartir este contenido