Jamones y paletas, su protección nos protege a nosotros

Pubicado el : 09/06/2016 11:17:24

La Denominación de origen ha sido creada para proteger el proceso de producción, transformación y elaboración de determinados productos alimenticios o agrícolas, entre ellos, el jamón y la paleta de bellota ibéricos. Es una indicación geográfica que define donde se ha elaborado el producto y que exige unos requisitos determinados para garantizar su calidad y las buenas prácticas a la hora de producirlo y elaborarlo. Asímismo, con esta denominación, el producto también queda protegido frente al intrusismo de otros productores que no siguen el protocolo de producción y elaboración dictado por el Consejo Regulador, que es quién asigna este tipo de certificaciones que son las D.O (denominación de origen) o D.O.P. (Denominación de Origen protegida). Actualmente, la D.O. ya no se usa. Dejó de utilizarse el 1 de Mayo de 2009, aunque durante un tiempo se podían utilizar ambas denominaciones indistintamente. El término de D.O.P. comenzó a emplearse después de la entrada de España en la UE.

 

Si profundizamos un poco más, nos encontramos con la I.G.P. (Indicación Geográfica Protegida). ¿En qué se diferencia de una D.O.P.? Mientras que en una I.G.P. no es necesario que todo el proceso de elaboración del producto sea en la misma zona, en una D.O.P. sí tiene que ser así, lo cual no quiere decir que varíe la calidad de uno u otro. Ambas nos sirven para reconocer, sobre todo en España y en el sector del que estamos hablando, la calidad de los jamones y paletas de bellota ibéricos y todos los pasos realizados para llegar a dicha calidad, desde la materia prima utilizada hasta el factor humano participante en todo el proceso.

 

También especificar, que basándonos en el Reglamento Europeo, tanto la D.O.P. como la I.G.P. se refieren ambas a productos alimenticios y agrícolas. Quedan excluidos de este tipo de denominaciones en concreto, tanto las bebidas espirituosas como el vino, que tienen su propia regulación.

 

Y para que no quede ninguna duda sobre lo que estamos tratando hoy, vamos a ver qué es lo que dice exactamente el Reglamento Europeo:

D.O.P.:

- Nombre que identifica a un producto.

- Procedente de una zona determinada, sea provincia, región o incluso a veces, puede darse el caso que se refiera a un país.

- La calidad del producto viene garantizada por el lugar geográfico donde se ha elaborado, teniendo en cuenta los aspectos humanos y naturales que han participado en todo el proceso.

- Toda la fase de producción, desde el principio hasta el final, tiene lugar en la misma zona geográfica, que es la que recoge la D.O.P.

I.G.P.:

- Nombre que identifica a un producto.

- Procedente de una zona determinada, sea provincia, región o país.

- Que debido a su procedencia geográfica, el producto se caracterice por su reputación, alguna cualidad concreta o alguna otra característica.

- Y a diferencia de la D.O.P., como hemos mencionado anteriormente, la producción no ha de realizarse toda en la misma zona, pero una fase, al menos, sí tiene que realizarse en el lugar indicado en la I.G.P.

Mencionar que estas denominaciones de origen son dos figuras totalmente normalizadas y unificadas en el ámbito europeo y que cada producto va identificado con la etiqueta correspondiente a su D.O.P o I.G.P.

Como remate, podemos distinguir cuatro D.O.P. en el mundo de los jamones y paletas de bellota ibéricos, como son:

- D.O.P. Guijuelo.

- D.O.P. Dehesa de Extremadura.

- D.O.P. Jamón de Huelva.

- D.O.P. Los Pedroches.

Como siempre, no os vamos a recomendar comprar ningún jamón ibérico de bellota en particular, ya que todos tienen garantizado su sabor y calidad, pero que consumáis el que consumáis, a disfrutar!!

 

 

Compartir este contenido